Viernes, 30 de octubre. 20 horas. Plaza del Pilar

6 intrépidos 6

Era puente escolar. Llovía. Hacía frío. Pues aún así, salimos a dar nuestro paseo.

Había llovido todo el día y desde luego el día no invitaba a salir en bici, ni mucho menos. De hecho yo no pensaba salir. Pero pica el gusanillo y nos asomábamos a la ventana, y que no, que sí. Y al final fue sí. Con gorro, guantes, impermeable, ... y el tiempo nos respetó. No cayó ni una gota en todo el recorrido.

Cinco atrevidos y una atrevida que se echan a la calle en bicicleta un día poco propicio.

Había poca gente en la calle. Pocos coches. Pero se nos vio. Llamábamos la atención y los pocos que había nos miraban como si fuéramos un poco raros. Y a lo mejor lo somos, por que optamos por una vida sana, saludable y si es posible, que no mate a los que vienen detrás. Plantearse estas cosas, la verdad, es anormal. Pero yo lo quiero ser. No quiero estar en la mediocridad.

Espero que en noviembre el frío, el agua o ... permitan que seamos más, muchos más.

Hasta la próxima. Salud y bicicleta.

2 comentarios :

Cheritrones dijo...

Pues yo no os vi!estuve allí a las 20:00h como un reloj, me día varias vueltas y a las y 15 más o menos hice mi masa crítica particular, pero bueno en otra ocasión se hará con mayor ilusión si cabe. Ya he transformado mi bici de montaña en una bici urbanita que bonita con mi escudo de NO OIL, lo confeccione yo, pq paso de dar pasta a los de terra.
Ánimo bicicleteros/as y nos vemos por las calles, con nuestro ejemplo vamos animando...
Abrazos

Marafarrico dijo...

Yo confeso que he sido uno de los que se quedó en casa. Entre todos los líos de mi mudanza resultó más fácil pensar que con la lluvia no ibais a salir..Ahora ya estoy en Toulouse, aún no se exactamente por cuanto tiempo, pero no puedo dejar de decir que durante mi estancia en Ciudad Real, una de las cosas que más me marco fue la existencia de un núcleo local de masa crítica. Hasta que me robaran la bici participé, con la intención de dar un ejemplo que a ser seguido podría, creo, tornar el cotidiano crealeño, por lo menos un poco mas saludable. Es lo mínimo que uno puede hacer delante del insistente ejemplo que los "m criticos" dan en un sitio en donde las costumbres y el no actuar "raro" prevalecen sobre todo..
Gracias por vuestra actitud! Hasta siempre!